Intervención Social Navarra. UGT pide paralizar la impugnación del convenio de Navarra.

Intervención Social Navarra. UGT pide paralizar la impugnación del convenio de Navarra.
Pamplona 24 de marzo de 2022. UGT pide paralizar la impugnación del Convenio de Intervención Social de Navarra para no perjudicar a casi las 2000 personas trabajadoras en Navarra.

 

NoImpugnacion 

 

UGT de Navarra reclama a Cáritas Diocesana, Secretariado Gitano, Cruz Roja y las otras entidades pertenecientes a la asociación empresarial OEIS que paralicen la impugnación del I Convenio Sectorial de Acción e Intervención Social de la Comunidad Foral para no perjudicar a casi 2.000 personas trabajadoras en Navarra.

El sindicato viene realizando distintas acciones desde que conoció la impugnación del convenio dada la urgencia del asunto y ante la negativa inicial de otros sindicatos a trabajar conjuntamente más allá del trabajo técnico jurídico que sí está realizando junto al resto de organizaciones.

De este modo, UGT decidió ponerse manos a la obra y definir su plan de acción, de modo que ya se ha dirigido a las empresas implicadas, a las personas trabajadoras y a los órganos competentes navarros y estatales con el objetivo de defender la vigencia del convenio.

El sindicato critica que OEIS ha impugnado el citado convenio recurriendo a estrategias basadas en defectos de forma, “a pesar de ser conocedores de que se les ha invitado, escuchado y atendido desde el primer momento”.

A juicio de UGT, “impugnar este convenio supone llevar a una situación de incertidumbre a casi 2.000 trabajadoras de este sector en Navarra y desear que no haya servido para nada el trabajo y consenso mayoritario alcanzado durante más de cuatro años”.

“Creemos firmemente que las condiciones laborales de las personas que trabajan en este sector no son lo dignas que deberían si nos atenemos a la labor que realizan y a las exigencias de formación y competencia profesional que se les demanda. Además, no podemos olvidar la lacra que sufre este colectivo por realizar una actividad laboral feminizada, con salarios  comparativamente peores o bajo reconocimiento social. Todo ello hace insostenible que continúen trabajando sin que se apliquen subidas salariales y mejoras de las condiciones de trabajo”, defiende.

Para el sindicato, “un convenio como el firmado es una buena base para lograr cambiar este escenario porque da soporte legal a las administraciones, empresas y personas trabajadoras del sector y porque deja definidas herramientas que permiten la adaptación del mismo a cada empresa y actividad aportando garantías a cada parte involucrada”.

Por ello, UGT considera que “no es de recibo impugnar el convenio y perjudicar de esta manera a tantos profesionales por mantener una estrategia empresarial en un momento en el que nuestros delegados, allí donde tienen representación, han sido capaces de aportar una solución que evitaría tener que llegar a menospreciar de esta manera el trabajo de tantas personas en Navarra”.

“Hemos trabajado con total transparencia para lograr que todos los actores implicados en esta negociación sectorial tuvieran voz y voto, promoviendo asambleas y reuniones a tal efecto, reuniones a las que también asistieron representantes de las entidades asociadas en OEIS. Incluso hemos entendido y apoyado que sindicatos sin representación suficiente para participar en la mesa negociadora y las administraciones públicas hayan tenido voz en todo el proceso negociador”, afirma el sindicato.

 

02NoImpugnacion

 

Texto del documento remitido a las empresas del sector exigiendo que no sigan adelante con la impugnación.

UGT, como sindicato firmante del I Convenio de Acción e Intervención Social de Navarra, ha recibido notificación de la impugnación al convenio que la Asociación Empresarial OEIS ha interpuesto con fecha 30 de diciembre de 2022.

Solicitamos que Caritas Diocesana, Secretariado Gitano, Cruz Roja y otras entidades pertenecientes a la citada asociación OEIS retiren la demanda de forma urgente y desistan de impugnar dicho convenio.

Creemos firmemente que las condiciones laborales de las personas que trabajan en este sector no son lo dignas que deberían si nos atenemos a la labor que realizan y a las exigencias de formación y competencia profesional que se les demanda. Además, no podemos olvidar la lacra que sufre este colectivo por realizar una actividad laboral “feminizada”, con salarios  comparativamente peores o bajo reconocimiento social. Todo ello hace insostenible que continúen trabajando sin que se apliquen subidas salariales y mejoras de las condiciones de trabajo.

Entendemos que un convenio como el firmado es una buena base legal para lograr cambiar este escenario porque da soporte legal a las administraciones, empresas y personas trabajadoras del sector y porque deja definidas herramientas que permiten la adaptación del mismo a cada empresa y actividad aportando garantías a cada parte involucrada. Así ha sucedido en cada una de estas entidades que ya se han descolgado de dicho convenio o tienen negociados los propios de cada empresa.

Así por ejemplo, Cruz Roja Navarra, atendiendo a las herramientas legales que nunca le hemos negado, se encuentra en plena negociación de su propio convenio de empresa, negociación en la que UGT también ha participado de buena fe y con total responsabilidad. Con la firma de ese convenio de empresa, si así lo llegara a ratificar la plantilla, valoramos que es del todo improcedente impugnar un convenio sectorial navarro que llevaría a empeorar las condiciones de las casi dos mil personas trabajadoras que ni siquiera pertenecen a Cruz Roja Navarra.

En situación similar se encuentra Cáritas Diocesana, entidad donde las propias trabajadoras y trabajadores han ratificado descolgarse del convenio navarro o Secretariado Gitano, otra de las entidades que tiene su propio convenio de aplicación.

UGT ha trabajado con total transparencia para lograr que todos los actores implicados en esta negociación sectorial tuvieran voz y voto, promoviendo asambleas y reuniones a tal efecto, reuniones a las que también asistieron representantes de las entidades asociadas en OEIS. Incluso hemos entendido y apoyado que sindicatos sin representación suficiente para participar en la mesa negociadora y las administraciones públicas hayan tenido voz en todo el proceso negociador.

Por todo lo expuesto creemos que cada una de estas entidades tiene la obligación de paralizar la impugnación realizada por OEIS contra el I Convenio Sectorial de Acción e Intervención Social de Navarra, impugnación que se hace recurriendo a estrategias basadas en alegaciones por “defectos de forma” siendo conocedores de que se les ha invitado, escuchado y atendido desde el primer momento.

No es de recibo perjudicar de esta manera a tantos profesionales por mantener una estrategia empresarial así, en un momento en el que nuestros propios delegados de UGT, allí donde tienen representación, han sido capaces de aportar una solución que evitaría tener que llegar a menospreciar de esta manera el trabajo de tantas personas en Navarra.

 

                                                                                          

                                                                                        

volver arriba

Conocenos

SectoresMK

ServiciosMK

Enlaces de Interés

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".